Cuando el trabajador se siente totalmente exhausto, existe tendencia a sufrir un gran aburrimiento, desinterés y baja motivación en la rutina laboral. Consejos para superarlo

Como todas las mañanas, Carlos llega a su puesto de trabajo, enciende la computadora, se prepara un café, ordena un par de papeles y se dispone a trabajar. No obstante, la abrumadora jornada de ocho horas y la obligación de estar sentado delante de su escritorio a veces sin saber qué hacer, y otras sumido en un agobiante aburrimiento, le parece una situación totalmente desmoralizadora.

Este escenario que Carlos vive cada día se define como boreout, un sentimiento de bajo estado de ánimo, desgano y desorientación, acompañado de un pobre nivel de rendimiento. Es la cara opuesta del burnout, estado que se conoce cuando la persona se siente comúnmente exhausta por su trabajo. Cabe aclarar que un constante boreout puede suponer un estrés crónico que actúa como factor de riesgo para padecer burnout. Es decir, un boreout puede conducir, con el tiempo, a un burnout.

Principios del Boreout

Este síndrome lo acuñó Philippe Rothlin y Peter R. Werder en el año 2007, se caracteriza por un “aburrimiento crónico”. Los autores discrepan con las opiniones comunes que sostienen que un empleado desmotivado es perezoso; por el contrario, creen que el empleado ha perdido interés en las tareas del trabajo, por lo cual quienes sufren boreout están “descontentos con su situación profesional”. Básicamente consta de tres elementos:

  • Infraexigencia: describe el sentimiento ante la capacidad de poder rendir más en el trabajo de aquello que la empresa que exige. Remite a realizar tareas repetitivas y monótonas o sin sentido. Genera sensación de estar desaprovechado.
  • Aburrimiento: expresa un estado de desgano y duda, porque el empleado no sabe qué hacer durante todo el día. El tiempo de trabajo carece de todo contenido, no hay estímulos que lo animen, no sabe qué hacer porque no hay nada para hacer y por lo tanto la jornada resulta eterna.
  • Desinterés: se detecta una ausencia de identificación con el trabajo. Esto ocasiona que la persona desarrolle un sentimiento de indiferencia, pues no le encuentra sentido a lo que hace y no le importan las tareas que debe ejecutar.

Otros síntomas y manifestaciones habituales son:

  • Cansancio físico y mental, incluso antes de haber empezado la jornada laboral.
  • Apatía y desmotivación al momento de participar en las actividades de la empresa.

Quienes lo padecen aseguran que estar sentado durante horas en el trabajo sin saber qué hacer es una situación desesperante. En este sentido, padecer boreout puede resultar tan perjudicial como el estrés por exceso de trabajo, porque pasar ocho horas diarias en un empleo en el cual no hay nada que hacer puede ser de lo más frustrante e incluso depresivo.

Cuáles son las causas del Boreout

Generalmente resulta de la interacción de varios factores, entre los que se destaca desenvolverse en un trabajo que se encuentra por debajo de las capacidades intelectuales o de formación. Otros causantes son el bajo reconocimiento del trabajo realizado, desempeñar tareas repetitivas y monótonas, no visualizar un futuro en la empresa, incluso no recibir el ascenso prometido.

Otros aspectos importantes son:

  • Falta de planificación.
  • Duplicidad de funciones con otros puestos.
  • Acaparamiento de las tareas más motivadoras por parte de los superiores o compañeros con más antigüedad, dejando al resto las más repetitivas.
  • Tareas monótonas.
  • Limitaciones que se establecen por parte de la Dirección y que impiden a los empleados innovar.
  • Falta de estimulación por parte de los superiores ante un buen desempeño o una propuesta innovadora.
  • No tener la suficiente formación que requiere el puesto de trabajo, o al contrario, tener demasiados conocimientos a cerca del puesto y no poder optar a ascender dentro de la empresa.

Sin embargo, los ingenieros, arquitectos, periodistas y educadores pueden sufrirlo con mayor facilidad si en su trabajo no encuentran la oportunidad de desplegar toda su iniciativa y creatividad.

Señales más comunes

Algunos indicios que pueden concluir que un trabajador padece boreout son:

  • Está privado de las tareas en el trabajo.
  • Experimenta aburrimiento y poco compromiso con las tareas.
  • Finge tener trabajo.
  • Se siente cansado y apático después de la jornada.
  • No le encuentra sentido a su labor.
  • Tarda mucho en terminar una tarea que podría realizarse en menos tiempo.
  • Se siente insatisfecho en el trabajo.
  • Teme que lo despidan.
  • Utiliza internet sin razón, en horas de trabajo, y dedica mucho tiempo a cuestiones personales durante su horario laboral.
  • Tiene poco o ningún interés en el trabajo.
  • Se siente incapaz de hablar con su jefe directo sobre sus responsabilidades o actividades.

Qué consecuencias puede tener el boreout

Al igual que el boreout, el aburrimiento laboral también afecta la salud física y emocional, tanto de la persona como de quienes que la rodean. En este sentido, algunas consecuencias que puede sufrir el trabajador aburrido y desmotivado son alteraciones del sueño, variaciones de peso, problemas respiratorios, dolores musculares o de cabeza, además de baja autoestima y un estado crónico de ansiedad.

Es decir, el aburrimiento se apodera del trabajador, quien se torna introvertido, sin ganas de relacionarse con los demás, ni de hacer alguna actividad (apatía), incluso se irrita y enfada por cualquier motivo y experimenta un cansancio físico sin razón. El resultado de este “combo” es una grave depresión.

Cómo tratar y prevenir el boreout

El tratamiento del síndrome boreout tiene como objetivo modificar, precisamente, las circunstancias que lo generan, es decir, mejorar las condiciones laborales de forma que se consiga una mayor implicación en el puesto de trabajo en particular, y en la actividad de la empresa en general. Mientras se producen los cambios a nivel laboral por parte de la empresa, se puede comenzar por intervenir en el trabajador, y enseñarle a afrontar la situación (así como el estrés que le provoca) para minimizar las repercusiones sobre su salud y su vida en general. Para ello se aconseja implementar técnicas de manejo del estrés o de reestructuración cognitiva (para aprender a combatir los pensamientos intrusivos de inutilidad y de poca valoración).

Otra solución será cambiar de trabajo y buscar aquel que se adecue más a las expectativas del trabajador y le brinde la posibilidad de experimentar retos y desafíos que lo estimulen en su actividad diaria.

Para prevenir el síndrome boreout, la empresa deberá:

  • Elegir una persona que se ajuste lo máximo posible al perfil del puesto, y evitar candidatos infracualificados o sobrecualificados.
  • Realizar una entrevista de trabajo bien estructurada, donde se especifiquen claramente las distintas tareas a desempeñar, para proporcionar al trabajador la información necesaria para que compruebe si se trata del tipo de trabajo que desea desempeñar.
  • Durante el período de prueba, observar tanto el desempeño en el puesto de trabajo, como los sentimientos que experimenta el trabajador.
  • Mejorar el clima laboral y promover el trabajo en equipo.
  • Aumentar el grado de autonomía.
  • Definir claramente las funciones y el rol de cada trabajador en la organización.
  • Mejorar las redes de comunicación y estimular la participación de los trabajadores en la organización.

Por su parte, el trabajador:

  • Deberá mencionar en su curriculum su verdadera experiencia laboral (es decir, “sin maquillarla”).
  • Durante el período de prueba ser sincero consigo mismo, y plantearse si se desea desarrollar el trabajo durante mucho tiempo o no.
  • Intentar mantenerse motivado. En caso que no ocurra, dialogar sobre el problema con quien corresponda, ya sea jefe o superior.
  • Realizar cursos de cualificación es una buena solución para compensar la falta de preparación. Por el contrario, si se está sobrecualificado rever la posibilidad de buscar otra oferta laboral.
  • Proponer ideas para rejuvenecer las tareas diarias.

Esperamos que este artículo te haya sido de mucha ayuda y que lo compartas con tus amigos!!

Puntúa el artículo