Conoce todos los beneficios y las propiedades de esta “planta mágica” para mejorar muchos aspectos de tu salud.

  • Siendo la albahaca una planta de la familia de la menta, probablemente sea por este motivo que se use tanto para tratar padecimientos de las vías digestivas. La infusión de albahaca, por ejemplo, facilita todos los procesos digestivos.
  • Pero, además, la albahaca alivia los dolores estomacales, controla los vómitos, y hasta evita el estreñimiento.
  • La albahaca tiene, asimismo, algunas propiedades sedativas, y por este motivo se recomienda para aliviar los dolores de cabeza, especialmente cuando éstos son causados por la tensión, el estrés y la ansiedad.
  • Aunque la Farmacología actual no ha llevado a cabo estudios para confirmar todos los usos terapéuticos de la albahaca, ni sus beneficios al ser humano, algunos estudios clínicos que se han realizado sí han permitido comprobar que las cataplasmas hechas de semillas de albahaca, y aplicadas a lesiones de la piel, ejercen un efecto antibacteriano.
  • Empleada en los enjuagues bucales permite controlar una situación en la que se presenten aftas: hierva 2 puñados de la planta por cada litro de agua, en forma de de cocción; permita que se enfríe (a temperatura ambiente) y haga enjuagues.
  • Estimula la secreción de las glándulas mamarias en las mujeres lactantes (2 tazas de una cocción) a base de hojas de albahaca, al día).

¿Te ha gustado? No olvides hacer clic en Facebook para compartir!