Ya está aquí la época de alergias. Comenzamos a moquear, sentir picor en la garganta, nuestros ojos comienzan a llorar…

Sabemos que queremos que pase esta época cuanto antes y poder sentirnos de nuevo al 100%. Seguro que te vienen a la cabeza muchas dudas y en este artículo te diremos las más frecuentes.

Las 15 dudas más frecuentes sobre la Alergia Estacional

A continuación, vas a descubrir cuáles son las dudas que más suele tener la gente sobre este tema. Son muchas las personas que padecen de alergia estacional por lo que vas a encontrar soluciones. ¡Atento!

¿Qué es una alergia estacional?

La reacción anómala y exagerada de tu sistema inmunológico al polen ambiental. Aparece a finales de invierno y dura hasta final de verano. Puede provocar problemas respiratorios, conjuntivitis, rinitis y/o asma.

¿Por qué no afecta a todos?

Se necesita una predisposición genética. Estar mucho tiempo expuesto a un determinado alérgeno también la favorece.

¿Cómo se distingue de un resfriado?

No cursa con fiebre. Y mientras que el catarro se resuelve unos días, los síntomas alérgicos persisten semanas y meses.

¿Puede provocar asma?

Los afectados que padezcan rinitis alérgica tienen entre 3 y 5 veces más posibilidades de acabar desarrollando asma que un individuo normal.

¿Cómo afecta la contaminación?

Las partículas contaminantes de las calefacciones y coches dan lugar a un polen más agresivo. La contaminación en las ciudades provoca un fenómeno llamado inversión térmica qué impide al polen abandonar la atmósfera.

¿Se nace alérgico?

No. En cualquier momento de tu vida puedes comenzar a ser alérgico a algo. Aunque es más frecuente en niños y jóvenes. Menos del 10% de alérgicos deja de serlo espontáneamente. Y los síntomas pueden disminuir a partir de los 50 años.

¿Cuáles son los fármacos más eficaces?

Los corticoides en spray nasal para la rinitis o en forma de inhalador para el asma. Para aliviar síntomas antihistamínicos y broncodilatadores.

¿Hay que tomar antihistamínicos antes de los síntomas?

No. Pero si se aconseja iniciar los corticoides nasales hasta dos semanas antes de la presencia de polen.

¿Funcionan las mascarillas?

Sí, pero deben estar homologadas para garantizar el filtrado de los pólenes pequeños.

¿Merece la pena la vacuna?

Por supuesto. Es la única que cubre de forma integral la vía respiratoria y puede modificar el pronóstico de la enfermedad. Alivia los síntomas de forma significativa, aunque si el paciente responde a varios alérgenos diferentes puede no ser efectiva. La duración del tratamiento llega prolongarse 3 años. Y la sanidad pública solo subvención un porcentaje.

¿Cómo se sobrelleva mejor?

Manteniendo las ventanas cerradas, especialmente a primera hora de la mañana y al atardecer. Y al llegar a casa, cambiándose de ropa.

¿Se puede prevenir con hábitos?

La única prevención sería desenvolverse en ambientes libres de polen.

¿Y aliviar los síntomas?

Lo mejor es conocer el calendario polínico de la zona en la que resides. Esta información está disponible aquí.

¿Se puede hacer ejercicio?

Si es al aire libre, mejor evitarlo por la mañana (cuándo emiten polen las plantas) y al atardecer (cuando desciende al enfriarse el aire).

¿Cuándo ir al médico?

Desde el primer momento, para un tratamiento integral de la alergia y no solo para aliviar los síntomas.

Esperamos que te haya gustado este artículo y que te haya sido de utilidad para despejar tus dudas.

Compártelo con tus amigos haciendo clic en el icono de Facebook para quien también sufran de alergia también conozcan todo sobre ella!! 🙂