Las estrías son una ruptura de las fibras elásticas, producidas por la distensión de la piel, con disociación de los haces conjuntivos.

Las zonas del cuerpo más expuestas a sufrir estrías son el vientre, pecho, nalgas y muslos. Las causas que las provocan son la gestación, los cambios de peso y el estreñimiento.

Cuando se producen

Durante el embarazo, las estrías aparecen en los últimos meses de gestación. Son producidas en la epidermis y se hacen patentes en forma de relieves deprimidos, volviéndose la piel delicada, casi transparente.

Cuando son recientes, son de color rojo-azulado, con el tiempo se tornan blanco-amarillentas.

Se dice que las estrías son el tributo que la mujer paga a su maternidad; en realidad, es relativamente fácil prevenirlas.

Crema nutritiva antiestrías

  • Macerar en 125 gramos de alcohol de 90º y 400 gramos de agua hervida, los siguientes productos: Cola de caballo (25 gramos), Fucus (10 gramos), jugo de limón (12 gotas).
  • Mantener en incubación durante 25 días, a una temperatura que no sobrepase los 18 grados.
  • Filtrar, y agregar dos gotas de esta tintura a una cucharada de yogur natural.
  • Aplicar masajeando suavemente, dejar obrar durante diez minutos y retirar el sobrante con un algodón.

Loción antiestrías

  • Macerar en 450 gramos de alcohol de 90º y 550 gramos de agua hervida, los siguientes productos: Cola de caballo (100 gramos), Fucus (10 gramos), Laminaria (10 gramos), Hiedra (10 gramos) y pétalos de rosa (50 gramos).
  • Mantener en incubación durante 25 días. Filtrar y añadir 12 gotas de tintura de hamamelis y 12 gotas de jugo de limón. Aplicar, diluyendo al 50% con agua, masajeando de abajo hacia arriba.

Rosa Mosqueta

Otro remedio también muy recomendado y sin ningún tipo de contradicción es el uso de Rosa Mosqueta como tratamiento para las estrías. Puedes ver más información aquí.

Puntúa el artículo