El autismo es un gran desconocido que nos causa temor a los padres cuando descubrimos que nuestro hijo lo tiene. Sí que tendremos que dedicarle más tiempo pero que sea autista NO implica que no pueda llevar una vida normal.

La culpa es de la gran cantidad de mitos que nos causan una impresión errónea. Ni todos los niños autistas son genios ni viven en su mundo. Rechazar las leyendas urbanas que envuelven a este trastorno es el primer paso para comprenderlo mejor.

Mitos más famosos sobre el autismo en niños

Mito 1: Todos son genios

Pues no, no todos son Einstein ni Mozart. El porcentaje de autistas con habilidades sociales o que se pueden considerar genios es el mismo que en el resto de la población.

Pero es cierto que suelen tener intereses muy específicos. Eso hace que, en aquello en lo que están interesados, se conviertan en expertos porque le dedican mucho tiempo.

Mito 2: Viven en su propio mundo

No, pero procesan la información de modo diferente, sobre todo la que tiene que ver con los sentidos. Algunos pueden ser hipersensibles algunos estímulos (táctiles, visuales, sonoros), por eso les puede molestar los ruidos, las luces o los olores.

Otros pueden ser hiposensibles, es decir, necesitan una gran estimulación porque no son sensibles al dolor o a los ruidos. Cada uno procesa la información a su manera, no hay una norma general.

Mito 3: No se comunican

Todas las personas con autismo se comunican, pero no todas lo hacen de la misma manera. Tienen dificultades en la comunicación no verbal y en las interacciones sociales.

Por ejemplo, les puede costar entender una frase irónica o con doble sentido, o procesar el lenguaje no verbal como los gestos con las manos, el contacto visual y las expresiones faciales.

Estas dificultades de comunicación hacen que muchos niños con autismo se aíslen, pero eso no quiere decir que les gusta estar solos y no quieren relacionarse con otros niños de su edad.

Mito 4: Están enfermos

Es un trastorno de origen neurobiológico relacionado con el desarrollo del sistema nervioso. No es una enfermedad que se contagia o que pueda contraerse. Por tanto, una persona autista no está enferma, sino que presenta una discapacidad que le acompañará el resto de su vida.

Como no es una enfermedad no se puede curar, pero si se puede mejorar su vida con tratamientos psicoeducativos que tienen que recibir desde la infancia.

Mito 5: Tienen discapacidad intelectual

Algunas personas autistas pueden presentar discapacidad intelectual asociada, pero si cuentan con los apoyos necesarios, pueden desarrollar al máximo su potencial.

El principal problema que tienen en este sentido es el abandono escolar que se produce por la falta de apoyos del sistema educativo y también por ser un colectivo muy susceptible al acoso escolar.

Entre el 40 y el 80% de los niños y adolescentes autistas sufren este acoso.

Mito 6: Son agresivos

No es cierto. Lo que pasa es que un autista puede estresarse mucho ante una situación social complicada o una circunstancia imprevisible y ese estrés se manifieste en comportamientos inadecuados.

Estas conductas suelen producirse cuando el entorno no se adapta a sus características. Con un poco de apoyo y comprensión, son fácilmente evitables.

Como diagnosticar el autismo en 60 minutos

La Universidad Politécnica de Valencia y especialistas de los Centros de Desarrollo Cognitivo Red Cenit, han desarrollado el proyecto no invasivo T-Room, un entorno virtual único a nivel internacional que consigue diagnosticar a un niño con autismo en solo 60 minutos, un tiempo récord respecto a otras pruebas diagnósticas que pueden llegar a durar hasta 15 horas.

Se trata de un sistema que usa la inteligencia artificial y la realidad virtual para conseguir un diagnóstico y un tratamiento más eficaz y preciso, al recrear situaciones cotidianas. Además, mejora el tratamiento, ya que consigue personalizarlo.

Si necesitas más información sobre el trastorno del espectro del autismo en la Confederación Autismo España puedes informarte y consultar tus dudas.

Esperamos que este artículo te haya sido de ayuda 🙂 y Si te ha parecido interesante nuestro artículo ¡Compártelo en tu red social favorita!

Puntúa el artículo