Pocas cosas son tan sanas como el agua con limón, hoy vamos a conocer sus numerosas bondades.

Cómo prepararlo

Para preparar la famosa “agua de limón” hay que exprimir varios limones y mezclar su zumo con agua mineral tibia.

Entre sus beneficios destacamos

  • Mejora la digestión, al eliminar los materiales no deseados y las toxinas del cuerpo.
  • Presenta notable acción diurética por lo cual resulta de gran ayuda para incorporar en las dietas de adelgazamiento.
  • Equilibra los niveles de pH.
  • Brinda energía y mejora el estado de ánimo.
  • Beneficia la salud del cutis, incluso promueve la curación de heridas, al aplicar la preparación sobre el rostro o la zona afectada.
  • Refresca el aliento, y además alivia el dolor dental y la gingivitis.
  • Para aliviar trastornos digestivos, preparar una infusión con varias hojas de limón, y beber después del almuerzo y la cena.

Otros usos y formas de elaborarlo

El agua de limón también sirve para curar úlceras cutáneas, erupciones y llagas de la piel, aplicar zumo de limón directamente sobre las partes afectadas.

Para ello cortar un limón por la mitad y masajear las zonas afectadas por dolores reumáticos.

Para el resfriado y la gripe, cortar pequeños trozos la piel y colocarlos en 500 ml. de agua. Hervir unos minutos, colar, endulzar con miel y beber tres veces al día.

Se recomienda aspirar un poco de zumo de limón para aliviar la congestión nasal. Incluso frena las hemorragias nasales.

Para reducir los molestos dolores crónicos de cabeza, se sugiere beber el zumo  puro de cinco limones en ayunas. Otra opción consiste en aplicar la piel (del lado amarillo) sobre la frente.

Para evitar el estreñimiento, mezclar dos cucharaditas de zumo de limón con 10 cucharadas de agua tibia; beber diariamente.

Para aliviar las molestias o el dolor por várices, frotar aceite esencial de limón sobre la zona afectada.

Para blanquear las uñas, sumergir los dedos en un recipiente que contenga zumo de limón.

En caso de caspa, exprimir el zumo de varios limones y aplicar sobre el cuero cabelludo durante 15 minutos. Enjuagar con agua tibia.

Verter unas gotas de aceite esencial de limón en el agua de la bañera, y ello brindará un efecto relajante, en casos de cansancio y estrés.

Para aliviar los pies cansados, sumergirlos en una palangana con una mezcla de agua tibia y el zumo de varios limones.

Aplicar un trozo de algodón empapado en zumo de limón diluido en agua, sobre la piel, para tratar quemaduras solares. Este remedio actúa como astringente y calma el dolor

¿te ha gustado el artículo? en ese caso no olvides compartir!!