La gimnasia en el agua, además de resultar más placentera que las actividades aeróbicas que se desarrollan en el medio terrestre, es ideal para personas con afecciones cardiorrespiratorias leves, sedentarias, con problemas de motricidad o escasa movilidad, incluso es altamente recomendada para las embarazadas.

Qué es el Aquagym

El aquagym es una variante del aerobic que se realiza en el agua, generalmente una piscina, y que gracias a ésto permite duplicar los efectos del ejercicio.

Es decir, el aquagym adapta al medio acuático, el trabajo físico que se realiza en tierra, sumada la ventaja de la sensación de menor gravidez. Además de mejorar la condición física general, se emplea para la recuperación de determinadas lesiones, por lo cual se indica para personas en procesos de rehabilitación.

Modalidades

Las modalidades de gimnasia acuática incluyen:

  • Aquaeróbic: se realizan los mismos ejercicios que se practican en el medio terrestre.
  • Aquacycle o aquaspinning: es una clase de spinning (bicicleta estática) en el agua. Indicado especialmente para personas con problemas en la rodilla.
  • Aquastep: se practican ejercicios acuáticos con un step con lo cual se tonifica el tren inferior del cuerpo y se trabaja el sistema cardiovascular.
  • Aqua-ritmos: son ejercicios con pasos de baile en el agua.
  • Aquaboxing: combina movimientos de boxeo con las artes marciales. Especial para ejercitar el sistema cardiovascular y tonificar los músculos.
  • Aqualates: ejercita músculos de la espalda y abdominales, mejora la coordinación, la movilidad, la estabilidad y el equilibrio. Es una variante de pilates, pero en el agua.

Gracias todas estas propuestas, el aquagym hace que los ejercicios resulten agradables y adaptables a todas las edades y condiciones físicas.

Beneficios

El aquagym surgió para el tratamiento de lesiones musculares, óseas o articulares, y también como una modalidad de ejercicio para las personas mayores.

No obstante, sus posibilidades se han extendido al resto de la población gracias a sus magníficos beneficios para el organismo, y sus características de dinamismo y diversión la convierten en una actividad única.

Los especialistas señalan que el efecto térmico es una de las principales ventajas de ejercitar en el agua, dado que aumenta el metabolismo para mantener la temperatura corporal, se consigue reducir la frecuencia cardíaca y generar más gasto calórico con menos esfuerzo.

Asimismo, las articulaciones se benefician notablemente, dado que soportan menos peso, gracias a la flotación. Incluso, gracias a que la presión hidrostática auxilia el retorno venoso, y el movimiento en el agua actúa como un masaje, el aquagym se convierte en una práctica ideal para personas con várices o celulitis.

Enfermedades que puedes tratar con el Aquagym

Algunas patologías que pueden abordarse con esta técnica son:

  • Aquellas que afectan la columna vertebral: escoliosis (desviación en el plano lateral de la columna vertebral), hipercifosis (aumento de la curvatura del raquis a nivel dorsal y de la concavidad de esta curva), hiperlordosis cervical (incremento de la curvatura normal de la columna cervical), hiperlordosis lumbar (aumento anómalo de la curvatura lumbar) y hernias discales.
  • Las lesiones del tejido conectivo: incluyen las lesiones de los ligamentos (esguince, luxación), lesiones tendinosas (tendinitis, roturas y degeneraciones tendinosas, como hombro doloroso, epicondilitis, tendinitis, entre otras) y lesiones musculares (calambres, contracturas, contusión muscular).
  • Otras afecciones: fibromialgia, artritis reumatoide, lumbalgia crónica.
  • En este sentido, el aquagym se postula como una actividad ideal para:
  • Personas con afecciones cardiorrespiratorias leves o moderadas.
  • Sedentarias o de escasa actividad física.
  • Quienes padecen problemas psicomotrices, de coordinación dinámica general y de equilibrio, tanto dinámico como estático.
  • Con falta o disminución de tono muscular (hipotonía) y atrofia general.
  • Escasa movilidad articular y flexibilidad.
  • Mala postura.
  • Falta de ritmo y o agilidad.
  • Lesiones generales de la columna vertebral (cervical, dorsal y lumbar).
  • Personas con obesidad
  • Para reducir la tensión, el nerviosismo y el estrés.
  • Para combatir los problemas de baja autoestima y escasa autoconfianza.
  • Embarazadas.

¿Por qué realizar Aquagym?

Como se mencionó anteriormente, el agua contribuye a que los movimientos sean más fáciles de realizar, incluso suma un plus de diversión.

Es una actividad que consta de una clase de formato principalmente aeróbico, aunque también se incluyen ejercicios localizados, donde se adecúan los movimientos de tierra -como caminar, correr, saltar, golpear con los pies- para realizarlos en el medio acuático.

Asimismo, al igual que cualquier deporte, genera endorfinas que predisponen a las personas a estar de mejor humor.
Para quienes aún no se decidieron, a continuación presentamos más beneficios que esta saludable práctica brinda:

  • Mejora el sistema cardiorrespiratorio.
  • Ayuda a bajar de peso ya que acelera el metabolismo para quemar grasas (por su preponderancia aeróbica), tonifica los músculos y brinda resistencia y flexibilidad.
  • Tonifica todos los músculos, especialmente muslos, glúteos y piernas.
  • Disminuye el impacto sobre las articulaciones, por lo cual minimiza el riesgo de lesiones.
  • Es apto para personas de todas las edades.
  • Beneficia el equilibrio.
  • Es una actividad muy segura para el cuerpo, dado que gracias al medio acuático, el ejercicio resulta menos agresivo que cuando se realiza sobre la superficie terrestre.
  • En el agua, el cansancio se nota menos.
  • Favorece la sociabilización, porque se practica en grupo.
  • Ayuda a conciliar el sueño, gracias al efecto “sedante” que el agua posee.
  • El agua, de por sí, divierte y relaja.

¿Es interesante este artículo? ¡Compártelo con tus amigos en Facebook!

BENEFICIOS del Aquagym para la TERCERA EDAD
5 (100%) 1 vote