¿Necesitas desconectar del trabajo? ¿Llevas una vida muy agitada y estresante? ¿Estás pasando por un mal momento emocional? Ahora que llega el buen tiempo, sal al aire libre y disfruta de la naturaleza todo lo que puedas. Sus beneficios mentales y psicológicos son innumerables.

Trata de conectar con la naturaleza y desconectar del estrés con el que convives cada día en el mundo, el occidental, cada vez más alejado de la naturaleza y más apegado a la tecnología y al asfalto de las ciudades.

Por qué es tan beneficiosa la naturaleza con nosotros

Si no eres amante de la naturaleza lo serás cuando conozcas todo lo que ésta puede aportarte:

1. Siempre te acepta

Los animales, las plantas o la tierra no te piden nada, te aceptan tal como eres: Un ser vivo entre otras innumerables formas de vida.

Desafortunadamente esto no siempre sucede en otros ambientes, dónde se tiende a clasificar a las personas y no se aceptan a las que no cumplen los estándares.

2. Te sientes más libre

Puedes ser como eres: Trabajadora o vaga, triste o alegre, rápida o lenta, introvertida o extrovertida, rica o pobre, bella o fea. La naturaleza te acoge sin juzgarte. Permitirte ser como eres es uno de los efectos psicológicos curativos más eficaces.

3. Te inspira

La naturaleza te brinda estímulos que te alejan de las rutinas y liberan la creatividad. De hecho, se duplica, según los psicólogos Paul y Ruth Ann Atchley, de la Universidad de Kansas.

Todo lo que ves puede convertirse en una inspiración. En la naturaleza te redescubres.

4. Tomas distancia

Tus preocupaciones y problemas parecen más lejanos. En contacto con la naturaleza te reconcilias con tu cuerpo y las obsesiones se desvanecen. También te beneficias de no tener acceso a internet, el correo electrónico y las redes sociales.

5. Te proporciona un estado de conciencia más saludable

El entorno natural modifica el modo en que funciona tu mente. Cuando te mueves con todos los sentidos abiertos por el camp, la atención dirigida descansa y es reemplazada por la fascinación.

6. Te regalas calma

Es un descanso, una restauración que a menudo necesitas, pues la atención dirigida que te exigen en el trabajo o el aprendizaje causa fatiga y conductas impulsivas.

De hecho, numerosos psicólogos utilizan las estancias en medios naturales para tratar la hiperactividad y la falta de concentración. Y otros muchos abogan por iniciar a los niños en la convivencia con lo natural.

7. Te ayuda a sanar

La causa de la mayoría de enfermedades se desconoce. Son consecuencia de procesos complejos que nos suceden solo en el interior del cuerpo. Las sustancias que quieres tampoco lo explican todo. Lo que te ocurre puede explicarse mejor si tienes en cuenta el entorno con el que estás íntimamente relacionado.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo con tus amigos en redes sociales con tan solo un clic.

Puntúa el artículo