Afine increíblemente la cintura, haciendo estos ejercicios en casa o en el parque en los que trabajará los músculos que usualmente no mueve.

Circunvoluciones: 

Póngase de pie con las piernas ligeramente separadas y eleve sus brazos. Respire profundamente e incline el tronco hacia un lado, lo más que pueda.

Inicie un giro hasta mirar el suelo, sin curvar o torcer la espalda. Simultáneamente baje sus brazos cuando vaya hacia el frente, toque el suelo y siga para terminar de hacer el círculo.

Termine en la posición inicial y comience de nuevo.

Repita el ejercicio cinco veces en ese sentido y cinco veces en el sentido contrario.

Torsiones: 

Con este ejercicio trabajará músculos que usualmente no mueve. Póngase con las piernas levemente abiertas, las manos en la cintura y flexione ligeramente las rodillas.

Gire la cintura tanto como pueda hacia la derecha y luego hacia la izquierda. Debe tener la espalda bien recta, mover el cuerpo sólo de la cintura para arriba y no la cadera.

Realice una serie de 20, otra con los brazos cruzados y una con las manos en la nuca. Si quiere un efecto extra provechoso, tome un bastón y descánselo en los hombros por detrás de la cabeza, mientras lo sujeta con las manos.

Realice así las torsiones a izquierda y a la derecha.

Combinación: 

Con las piernas ligeramente separadas, las rodillas sin flexionar y la espalda recta, cruce los brazos.

Flexione el tronco hacia el frente, realice una torsión hacia la derecha y extienda el brazo izquierdo hasta tocar el tobillo derecho.

Enderécese y hágalo inversamente: al flexionarse al frente haga una torsión a la izquierda y toque el tobillo izquierdo con la mano derecha.

Es muy importante la forma en que maneje la respiración: inhale al estar arriba y exhale al flexionarse.

Estos ejercicios son ideales para hacerlos en casa, practíquelos tres veces por semana y compleméntelos con una alimentación equilibrada y baja en grasas, para lograr afinar la cintura.