Ante la velocidad de los avances tecnológicos, cada vez son más las consultas y la preocupación por la cantidad de horas que se está expuesto ante diferentes tipos de pantallas.

¿Cuál es el tiempo máximo aconsejable sin dañar la salud visual? La TV, los móviles inteligentes, las tablets y el PC exigen que la persona haga por cuidar su postura y los hábitos de visión que tienen para así no hacerse daño.

Este tema afecta tanto a niños (en cuyo caso puede no solo afectar la salud visual, sino también psíquica y su forma de relacionarse), como a adultos, tras sus extensos horarios de trabajo en contacto con el ordenador, tablets y smartphones.

Qué es el Síndrome de Visión Informática

El termino de síndrome de visión informática es muy reciente y surgió por el hecho de que las personas cada vez se tiraban más tiempo delante de pantallas con mucha luz, a una distancia muy breve haciendo así que la visión se les volviera borrosa, fatiga e irritación ocular, dolor de cuello, sensibilidad a luz, sequedad, visión doble, mareos y cefaleas. Datos del Instituto Nacional de Salud y Seguridad Laboral de los Estados Unidos informan que cerca del 90% de las personas que usan computadoras durante tres o más horas, pueden desarrollar este síndrome.

Por qué afecta más a los varones

En el caso de los niños, varios consensos científicos, entre neurólogos, oftalmólogos y pediatras, determinaron que no se les debe permitir permanecer más de dos horas al día al frente de este tipo de pantallas. Y los menores de dos años no deben permanecer frente al televisor en ningún momento.

Las consecuencias sobre el desarrollo psíquico y de conducta, postural, alteración de hábitos y ritmos circadianos (que constituyen el reloj biológico humano, regulando sus funciones fisiológicas) y sobre su visión son graves en los menores de 5 años.

Muchas veces se cree que un niño posee problemas de aprendizaje, cuando en realidad el motivo puede radicar en algún problema en su visión. Un niño que no ve bien, no aprende bien.

Cómo prevenir la fatiga visual

En el caso de los adultos, las repercusiones pueden ser las mismas, ya que las horas de exposición son mayores. Por ello, existe una serie de recomendaciones que pueden seguirse y que ayudan a paliar los síntomas de este síndrome:

  • Descanso: Si existen tareas que requieran el uso de ordenador, deben descansar luego de cada hora de uso. Basta con cerrar los ojos durante un minuto, para después poder retomar la tarea con normalidad.
  • Distancia: También es importante la distancia que se mantenga respecto de estas pantallas: en el caso de la TV, la distancia prudencial es de 2 metros. En cuanto a ordenadores, móviles, celulares, tablets y otros dispositivos móviles, lo ideal es mantener una distancia de al menos 60 centímetros; y colocando la parte superior de la pantalla al mismo nivel que nuestros ojos.
  • Humedad ocular: Conservar la humedad ocular de sus ojos es muy importante. Esto se consigue gracias a pestañear adrede (normalmente cuando se está mucho tiempo delante de un ordenador) o utilizando suero ocular. Esta comprobado que cuando miramos una pantalla pestañeamos un 30% menos, lo que provoca que el ojo se irrite con mayor facilidad.
  •  Iluminación: Se recomienda ubicar las lámparas estratégicamente para que iluminen los objetos en los cuáles enfocan la vista y no de frente a los ojos. También se sugiere utilizar lámparas blancas o de colores cálidos y evitar el uso de focos transparentes.

Siguiendo estos tips, que en poco tiempo logran convertirse en saludables hábitos, podemos minimizar los efectos que produce el síndrome de visión informática, este mal que aqueja a la sociedad actual.

Puntúa el artículo