Las plantas medicinales son un remedio muy antiguo para mejorar nuestra salud y están al alcance de todos.

Con ellas puedes preparar sencillos remedios caseros que son capaces de curar, aliviar y prevenir todo tipo de males como: la diabetes, hipertensión, colesterol, sobrepeso, ansiedad, angustia y agotamiento.

Para la ansiedad: Melissa

  • Problemas nerviosos: Excitación, ansiedad, cefalea tensional (dolor de cabeza de origen nervioso), estrés, depresión e insomnio.
  • Dolores menstruales: Desde hace siglos, se recomienda para aliviarlos.
  • Palpitaciones, espasmos y cólicos abdominales flatulencias, mareos y vómitos.
  • En aplicación externa combate infecciones, sobre todo por hongos o virus.

Preparación y consumo:

  • Infusión: 20-30 g de planta por litro de agua. Se pueden tomar tres o cuatro tazas diarias.
  • Extracto seco: Tomar 0,5 g, 3 veces al día.
  • Compresas: Se aplican con una infusión preparada a razón de 30-50 g de planta por litro de agua.

Para la irritabilidad: Valeriana

  • Ansiedad, neurosis de angustia, neurastenia o irritabilidad, reacciones histéricas, hipocondría (miedo a las enfermedades), dolor de cabeza, palpitaciones, arritmia, hipertensión, temblor, neurosis gástrica (nervios en el estómago), colon irritable, presión, agotamiento e insomnio.
  • Epilepsia: Tomada regularmente, previene la aparición de los ataques epilépticos. No sustituye a la medicación antiepiléptica, aunque puede contribuir a reducir sus dosis.
  • Asma.
  • Dolores: Vía oral y/o aplicada sobre la zona afectada alivia el dolor en contusiones, lumbalgias, atica, distensiones musculares, dolores reumáticos y menstruales.

Preparación y consumo:

  • Infusión: 15-20 g de raíz triturada, por litro de agua. Tomar hasta 5 tazas diarias, endulzadas con miel si se desea. En caso de insomnio, tomar una taza de media una hora antes de ir a dormir.
  • Compresas: Decocción de 50-100 g de raíz seca, hervida en un litro de agua, 10 minutos. Se aplican calientes sobre la zona dolorida.

Para el agotamiento: Avena

  • Reconstituyente por el alto aporte de minerales y vitaminas.
  • Combate el insomnio, depresión, el nerviosismo, las obsesiones.
  • Repara tejidos inflamados y dañados por distintas enfermedades.
  • El salvado de avena reduce el colesterol y la tensión.
  • Otros: Efecto diurético, previene infecciones. Su harina alivia la sequedad y otras enfermedades de la piel y de las uñas.

Preparación y consumo:

  • Como alimento: El salvado y los copos, semillas prensadas, se consumen cocinados o con leche.
  • Infusión: Una cucharada de avena por vaso de agua. Se hierve 5 minutos, se deja reposar 10 minutos y se toman unas tres tazas diarias, a las que se pueden añadir miel.

Para la ansiedad: Ginseng

  • Una de las mejores estimulantes frente al agotamiento. Fortalece la actividad muscular y mental. Este efecto no se asocia con excitación ni crea dependencia, sino que tiene efectos antidepresivos y ansiolíticos.
  • Regula los vasos sanguíneos, mejora la función del corazón y la tensión.
  • Efecto afrodisíaco por su contenido en fitoestrógenos. Favorece la excitación sexual, dirección, previene la eyaculación precoz, combate la apatía sexual y la impotencia masculina.
  • Otros: Antiinflamatorio, aumenta la tolerancia al dolor, alivia los síntomas de la menopausia y del envejecimiento hipoglucemiante, potencia sistema inmune.

Preparación y consumo:

  • Como alimento: La raíz se consume cruda.
  • En productos farmacéuticos: Cápsulas, ampollas bebibles, polvos de la raíz, 1 g/día; extracto fluido o seco, tinturo, 30 gotas/día. Su efecto puede tardar hasta 3 semanas en aparecer.

Combatir el hambre y adelgazar

Para combatir el hambre voraz: Piña

  • El fruto tiene efecto saciante y el fruto y tallo combate en la obesidad asociada a retención de líquidos y de grasa (celulitis). Reduce los depósitos de grasa tras la ingesta de productos de bollería y bebidas gaseosas.
  • Antiinflamatorio, se emplea en caso de edemas asociados con depósitos de grasa, en contusiones, facturas, luxaciones, esguinces.
  • Actúa como sustitutivo del jugó gástrico favoreciendo la digestión sobre todo de proteínas en caso de gastritis crónica, dificultad para producir ácido en el estómago, digestiones pesadas y otros trastornos digestivos.
  • Otros: El zumo de piña natural ayuda a calmar la tos, favorece la expectoración y diurético y antiséptico intestinal, contribuyendo a la alimentación de parásitos.

Para adelgazar: Esparraguera

  • La parte terminal del tallo, los espárragos, tienen efecto adelgazante por su alto contenido en fibra que le da un efecto saciante y laxante, por su bajo contenido en calorías, por su poder diurético y depurativo.
  • Diurético indicado en: Cistitis, uretritis, hiperuricemia, hipertensión arterial, edemas.
  • Otros: Enfermedades cutáneas, sobre todo eccemas por su acción estimulante de las funciones depurativas de la piel; combate las infecciones de la orina, la gota y las afecciones reumáticas y osteoarticulares.

Preparación y consumo:

  • Tallos: Los blancos tienen mayor valor culinario, pero con fines medicinales son mejores los verdes por concentrar más principios activos.
  • Infusión de la raíz seca: 50 g por litro de agua, hervir 15 minutos y tomar tres tazas al día entre las comidas, en tintura o jarabe.

Hipertensión y colesterol

Para combatir la hipertensión: Olivo

  • Las hojas son uno de los remedios vegetales más eficaces contra la hipertensión y la fiebre.
  • Aperitivo, tónico digestivo y ligeramente laxante, facilita la expulsión de parásitos intestinales y el vaciamiento de la vesícula combate la gastritis y la arteriosclerosis, hipoglucemiantes hipolipemiantes.
  • El aceite de oliva es emoliente y antiinflamatorio sobre piel y mucosas, cura quemaduras, heridas, úlceras e irritaciones y es antitóxico, excepto en las intoxicaciones provocadas por el fósforo y sus derivados.

Preparación y consumo:

  • Decocción: 40-50 g de hojas, por litro de agua. Hervir hasta que el agua se reduzca a la mitad, ingerir tres tazas diarias.
  • Para regular la presión arterial: Espino blanco
  • Normotensos: Baja la tensión a quienes la tienen alta y la eleva a los que la tienen baja.
  • Cardiotónico: Mejora la función del corazón, insuficiencia cardíaca, arritmias y angina de pecho.
  • Sedantes y ansiolíticos: Una de las plantas más útiles frente a la ansiedad y el nerviosismo manifestado por sensación de opresión en el corazón, taquicardia, dificultad para respirar, angustia o insomnio.

Para bajar el colesterol: Ortosifón o té de Java

  • Reduce la tensión sanguínea y el colesterol.
  • Potente diurético adelgazante y antiinflamatorio, favorece la eliminación de desechos, urea, ácido úrico y grasas, ayuda a disolver piedras del riñón, y por su acción antiséptica, combate las infecciones urinarias, cistitis, uretritis prostatitis, la hiperplasia y el adenoma benigno de próstata.
  • Otras: Colagogo, por lo que es eficaz en trastornos hepatobiliares y cálculos biliares, combate los reumatismos, enfermedades osteoarticulares y la gota.

Diabetes y glucemia

Para combatir la diabetes: Centaura menor

  • Depurativa y diurética: Reduce la glucosa en sangre.
  • Por su sabor amargo estimula la digestión, reduce los cólicos intestinales, disminuye las flatulencias y los gases, mejora el funcionamiento del hígado y vesícula, y abre el apetito en pacientes convalecientes o inapetentes.
  • Otros: Combate los dolores reumáticos y la gota, estimula el sistema inmune, es antiséptico, antiinflamatoria y cicatrizante, por lo que se utiliza en infecciones, y para limpiar heridas, úlceras y afecciones de la piel, así como para inflamaciones de los ojos.

Preparación y consumo:

  • Infusión de las sumidades floridas: 20-30 g por litro de agua. Hervir 10 minutos, y tomar 20-3 tazas al día, antes de las comidas.
  • Para paliar el efecto irritante sobre la mucosa gástrica: se puede asociar con raíz de malvavisco para enmascarar su sabor, con corteza de naranja amarga.

Para regular la glucemia: Escorzonera

  • Posee propiedades depurativas y desintoxicantes: Regula los niveles de glucosa, combate la arteriosclerosis, tiene efecto diurético, ayuda a curar infecciones urinarias, previene la formación de cálculos en el riñón, alivia los ataques de gota los dolores reumáticos y controla la hipertensión de origen renal.
  • Otros: Aporta vitamina C, por lo que tiene efecto antiescorbútico, combate el sarampión y el estreñimiento.

Preparación y consumo:

  • Decocción de raíces: 10 g 2-3 tazas al día tras las comidas.
  • Raíces y hojas jóvenes: Cocidas, hervidas y al vapor. Las raíces es mejor pelar las tras la cocción para que no pierdan su sabor característico.

Para combatir peso: Stevia

  • Edulcorante natural más potente, hasta 300 veces más saludable que la sacarosa, lo que lo convierte en la alternativa más adecuada al azúcar, para endulzar las comidas de diabéticos, obesos y en situaciones como el cáncer, las que parece que el exceso de azúcares refinados es desfavorable.
  • Aumenta la tolerancia a la glucosa y colabora a regular los niveles de azúcar en sangre, por lo cual es útil en diabéticos, personas con intolerancia a la glucosa o con sobrepeso.
  • Otros: Regula el ritmo cardíaco y la tensión, tiene propiedades antienvejecimiento y antioxidantes, no se asocia con caries dental (a pesar de su sabor dulce), diurético, teje y nutre la piel, combate las alergias, potencia el sistema inmune.

Para regular el azúcar en sangre: Nogal

  • Efecto hipoglucemiante: Disminuye ligeramente los niveles de glucosa.
  • Combate la diarrea y el flujo vaginal por el efecto astringente de sus hojas y cáscaras verdes.
  • Tiene propiedades antifúngicas, antiinflamatorias, antisépticas, cicatrizantes y queratinizante, por lo que se emplea en uso externo en lavado, enjuague, colirio, baño de asiento para eliminar las infecciones de la piel, vías urinarias y del útero, vagina, aliviar heridas en la boca, encías, ojos, párpados y hemorroides.
  • Ayuda a abrir el apetito, estimula la digestión, alivia cólicos, flatulencias, vómitos y contribuye a eliminar parásitos intestinales.
  • Otros: Combate la alopecia y tiñe las canas.

Preparación y consumo:

  • Infusión de las hojas: 15 g por litro de agua. Tomar tres tazas al día.
  • Decocción de cáscara verde o nogalina: 15 g por litro de agua.
  • Fruto crudo: 5 nueces al día.

Triglicéridos e intestinos

Para bajar los triglicéridos: Algarrobo

  • La goma tiene una actividad hipolipemiante, proporciona sensación de saciedad y quita el apetito, debido a su gran capacidad de absorción de líquidos en el estómago, por lo que se utiliza también en curas de adelgazamiento.
  • Las algarrobas frescas son laxantes. La harina seca es antidiarreica y absorbe las toxinas del conducto digestivo.

Preparación y consumo:

  • Harina: Se expende en farmacias y con ella se prepara una papilla de grato sabor que a la vez que corta la diarrea, alimenta.
  • Extracto fluido: 50 gotas, tres veces al día.
  • Cápsulas o sobres, de venta en farmacias: 0,5-1,5 g. Se ingiere media hora antes de las comidas.

Para regular los intestinos: Ispágula

  • Reduce los niveles de colesterol principalmente a través de la excreción de sales biliares en las heces.
  • Reduce el nivel de glucosa en sangre, especialmente después de comer, al retardar su absorción intestinal.
  • Laxante formador de masa ido a la celulosa y a los mucilagos, y a la vez antidiarreicas por su capacidad de absorber líquidos.