Una de las frutas más completas que hay la fresa tiene propiedades que nos aportan muchísima salud.

  • Antioxidante: por su alto contenido en betacarotenos o provitamina A, y en vitamina C.
  • Anticancerígena: gracias al ácido elágico que contiene, una sustancia fitoquímica que algunos investigadores han demostrado que puede bloquear cuatro agentes cancerígenos.
  • Antiinfecciones y antirresfriados: su riqueza en vitamina C es la misma que la de los cítricos. Ingerir 125 gramos de frutillas al día aportan de 60 a 80 miligramos de la misma.
  • Analgésica: posee pequeñas cantidades de ácido salicílico (1 mg. por kilo).
  • Aperitiva: sus componentes aromáticos actúan sobre los nervios del olfato y el gusto, por lo que aumentan el apetito.
  • Laxante suave: sus pigmentos y elementos no digeribles, y los ácidos de la fruta, así como sus vitaminas y enzimas, actúan sobre el intestino facilitando sus funciones.
  • Remineralizante, tónica y diurética: es muy rica en minerales básicos y oligoelementos como flúor, cobalto, molibdeno, níquel y yodo.

¿Te ha gustado el artículo y ahora quieres comerte muchas fresas? Si es así no olvides compartir!!