El at√ļn y la sardina pertenecen al grupo de pescados denominados ‚Äúazules‚ÄĚ, reconocidos por¬† el aporte de omega 3, nutriente fundamental para prevenir enfermedades cardiovasculares. Proveen de las prote√≠nas, vitaminas y minerales necesarios para un correcto funcionamiento de nuestro cuerpo.

El pescado azul es una comida b√°sica de la dieta mediterr√°nea. Su concepto alude esencialmente a la proporci√≥n de grasa inserta entre sus m√ļsculos (provee 5 por ciento de grasa mientras que el pescado blanco o magro s√≥lo un 2 por ciento).

En este sentido el componente estrella es el omega 3, un √°cido graso poliinsaturado recomendado para prevenir afecciones cardiovasculares, reducir los niveles de colesterol y triglic√©ridos, incluso para mantener estable la presi√≥n arterial. Dos claros ejemplos de pescado azul son las sardinas (sardina pilchardus) y el at√ļn (thunnus thynnus) que presentamos a continuaci√≥n.

Sardina: ideal para diabéticos

Posee aproximadamente 10 grs. de grasa por cada 100 g. de carne. Es una excelente fuente de ácidos grasos omega 3 que, además de reducir el colesterol LDL (malo) y los triglicéridos, beneficia la fluidez de la sangre, y por ende, disminuye el riesgo de aterosclerosis y trombosis.

Esencialmente aporta proteínas, vitaminas (del grupo B, A, D y E), minerales (calcio, fósforo, magnesio, selenio, potasio, hierro, zinc, sodio y yodo) y sólo 135 calorías por cada 100 grs.

Sus principales beneficios para la salud son:

  • La abundancia de vitamina B6 convierte a la sardina en un alimento muy recomendable para casos de diabetes. Incluso previene enfermedades card√≠acas.
  • Es un complemento ideal para las mujeres embarazadas por el elevado contenido de vitamina B12, tambi√©n conocida como cianocobalamina, que contribuye a la formaci√≥n de gl√≥bulos rojos, previene la anemia y es necesaria para el crecimiento y el mecanismo de divisi√≥n celular.
  • Gracias a la presencia de vitamina D, estimula la absorci√≥n de calcio y f√≥sforo por el organismo y contribuye al adecuado desarrollo de huesos y dientes, a la vez que favorece el crecimiento celular y fortalece al sistema inmune.
  • El car√°cter antioxidante del selenio retarda el proceso de envejecimiento celular y posee propiedades preventivas contra el c√°ncer.
  • Favorece el funcionamiento de los tejidos nerviosos y musculares, as√≠ como el sistema circulatorio por la presencia de yodo.
  • La vitamina B3 (o niacina) interviene en el proceso de transformaci√≥n de energ√≠a a partir de hidratos de carbono, prote√≠nas y grasas, y contribuye a relajar los vasos sangu√≠neos por lo cual estabiliza los niveles de glucosa y √°cidos grasos en la sangre.
  • Su consumo aumenta el colesterol HDL (bueno) y reduce el LDL.
  • Por su relevante aporte de prote√≠nas, es id√≥nea para el adecuado crecimiento y desarrollo del organismo, al favorecer las funciones estructural, inmunol√≥gica, enzim√°tica, homeost√°tica y protectora-defensiva.
  • Posee un bajo contenido cal√≥rico, por lo cual se aconseja incorporar en un plan de adelgazamiento.
  • El omega 3 produce unas mol√©culas llamadas prostaglandinas, compuestos qu√≠micos que impiden la producci√≥n de sustancias inflamatorias, varias de las cuales son responsables de la inflamaci√≥n y el dolor en caso de artritis.

Por ello, el consumo de sardina reducir√≠a la inflamaci√≥n y el dolor que acompa√Īan a √©sta y otras enfermedades inflamatorias.

At√ļn para los huesos

Es una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico, vitaminas (del complejo B, A, D, E) y minerales (fósforo, potasio, sodio, calcio, zinc, magnesio, hierro, yodo). Al igual que la sardina, aporta ácidos grasos omega 3, por lo cual se aconseja su consumo para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Entre sus ventajas:

  • Gracias a la presencia de vitamina A, su consumo favorece la salud ocular, de la piel y el cabello. Incluso promueve el desarrollo de huesos y dientes (tambi√©n por la vitamina D).
  • Posee un contenido proteico adecuado para reconstruir y mantener las c√©lulas de las estructuras corporal y celular.
  • Su consumo regular mantiene valores estables de colesterol y presi√≥n arterial.
  • Beneficia la formaci√≥n de gl√≥bulos rojos, la s√≠ntesis de material gen√©tico y el funcionamiento del sistema nervioso y de defensas.
  • La abundancia de yodo optimiza el metabolismo, al regular el nivel de energ√≠a y el correcto funcionamiento de las c√©lulas.
  • Es un alimento aliado del sistema circulatorio.
  • Reduce el riesgo de padecer aterosclerosis, trombosis y accidentes cerebrovasculares (ACV).
  • Su consumo beneficiar√≠a a quienes padecen enfermedad de Alzheimer.
  • Aporta importantes propiedades para adelgazar

¡Comparte en redes sociales si te ha gustado el artículo!