La solución. Haced estos 7 pasos, aunque en el 4 o 5 ya lo habréis solucionado 🙂

  1. Ingerir una cucharadita de azúcar, a secas.
  2. Mantener un trozo de hielo durante un minuto junto a la nuez de Adán.
  3. Ingerir un poco de hielo triturado.
  4. Aguantar la respiración, inclinar el cuello hacia atrás todo lo que se pueda y contar hasta diez. Seguidamente exhalar y tomarse un vaso de agua.
  5. Hundir enérgicamente el dedo en la boca del estómago, mientras se cuenta lentamente hasta sesenta en voz alta.
  6. Inhalar un poco de pimienta molida hasta que nos haga estornudar.
  7. El origen del hipo es nervioso, por ello, para calmarlo suelen dar buen resultado las infusiones de hierbas relajantes como el anís, el hinojo, el tilo y la valeriana.

Si te has quitado el Hipo no olvides darle a compartir haciendo clic en tu red social favorita!