Hoy hablamos del romero, cuando es mejor su consumo, cómo combinarlo y cuándo es mejor NO tomarlo.

Cu√°ndo tomarlo

El consumo de romero está indicado en caso de agotamiento nervioso, astenia, convalecencias, alteraciones digestivas (aerofagia y flatulencia) y hepáticas, reumatismo, jaquecas, etc. En estos casos se puede tomar romero en infusión, antes o después de las comidas.

Por sus propiedades antisépticas, se puede aplicar una decocción de romero sobre las llagas y heridas, que se lavarán un par de veces al día con esta agua, preparada de nuevo, cada vez.

Luego se cubre la herida con una gasa estéril, que se protege con algodón y una buena venda.

Plantas con las que combina

Se potencian sus propiedades antisépticas y anti infecciosas, si se combina con salvia, equinácea, llantén mayor y tomillo.

Para beneficiarse de sus propiedades aperitivas y digestivas, se puede tomar en infusión mezclado con lavanda, melisa, cola de caballo; y comparte propiedades coleréticas y colagogas, con la bardana y la salvia.

Por su carácter estimulante sobre el sistema circulatorio y nervioso, se puede componer en infusión con ginseng, té verde e hipérico.

Se puede aplicar una decocción de romero, combinado con cola de caballo y diente de león, sobre heridas y llagas, para que éstas cicatricen.

Contraindicaciones

No conviene a personas con gastritis agudas, √ļlcera gastroduodenal, hepatopat√≠as, epilepsia y Parkinson. Evitar durante el embarazo y la lactancia.