A medida que se va llegando a una edad, los hombres tienen que ser cada vez más conscientes de su salud y de que esté al 100% cuidada. Existen enfermedades de riesgos para los varones como el Síndrome del Tracto Urinario Inferior y en este artículo te hablamos de él.

Qué el Síndrome del Tracto Urinario Inferior

Un estudio realizado a varones mayores de 18 años de 5 países arrojó que más del 60% padecía alguno de los Síntomas del Tracto Urinario Inferior. Esta condición afecta a una gran cantidad de hombres, provocándoles vergüenza y alterando su calidad de vida significativamente.

Los Síntomas del Tracto Urinario Inferior (STUI, o LUTS por sus iniciales en inglés) define una combinación de alteraciones en el llenado (síntomas irritativos) y/o en el vaciado vesical (síntomas obstructivos), muy comunes en los hombres.

Entre estos síntomas podemos mencionar la urgencia, la frecuencia, la incontinencia, disminución del flujo urinario, disuria, el dolor vesical y la sensación de vaciado incompleto, factores que hacen de esta patología un obstáculo en las actividades sociales y laborales, que tienen un impacto negativo en las relaciones personales y en la calidad de vida. E

n el 60% de los casos de los STUI, se ha encontrado que su causa es la hiperplasia prostática benigna (HPB) o agrandamiento benigno de la próstata, una patología frecuente del hombre mayor, que compromete a la mayoría de los varones a partir de los 50 años.

Tipos de Síndrome de Tracto Urinario Inferior

Para poder comprender mejor esta problemática, es importante distinguir los síntomas de tracto urinario inferior (STUI) que se presentan:

  • Síntomas de vaciado: incluyen la demora para iniciar la micción, esfuerzo abdominal, intermitencia, chorro débil, goteo post micción, sensación de vaciado incompleto y disuria. Son los más frecuentes y se explican por el efecto obstructivo que el crecimiento de la próstata ejerce sobre el tracto de salida.
  • Síntomas de llenado: incluyen polaquiuria, nocturia, urgencia, incontinencia y dolor vesical. Por su naturaleza, los pacientes suelen indicar que estos son los síntomas más molestos.

Los STUI en los hombres pueden ser muy incómodos y tener un importante impacto negativo. Esta condición puede llegar a interferir con las actividades diarias, afectar las relaciones personales y de pareja, y alterar el sueño de los pacientes, al tener que levantarse varias veces en la noche.

Además, los síntomas de llenado, como la urgencia o la incontinencia urinaria, pueden provocar vergüenza y reticencia a participar en actividades sociales, viajar o visitar lugares con los que no se está familiarizado. En los casos más graves, hasta puede provocar ansiedad y depresión.

Aunque los STUI no siempre guardan una relación directa con la edad, el 10,6% de los hombres de entre 40 y 49 años presentan síntomas moderados a severos. Esta incidencia aumenta significativamente con respecto a la edad de los pacientes, ya que entre los 70 y 79 años el porcentaje se incrementa al 40,4%.

Cómo tratar el Sindrome de Tracto Urinario Inferior

Los especialistas consideran distintas modalidades terapéuticas para los pacientes con STUI causado por HPB, como la conducta expectante, el tratamiento médico, el quirúrgico y otros tratamientos alternativos, muchos de ellos en desarrollo clínico.

Al momento de indicar un tratamiento, los especialistas deberán tener cuenta tres factores: en qué grado el paciente se ve perturbado por los síntomas; qué tipo de tratamiento es de su preferencia y cuán seguro resulta la abstención para un tratamiento activo.

Muchos pacientes con STUI asociado a HPB suelen tener la preocupación de que sus síntomas indiquen la presencia de una patología o enfermedad más grave.

Por ello, en los problemas urinarios, así como en cualquier otro síntoma que podamos sentir en nuestro cuerpo, es importante consultar a los profesionales en busca de ayuda, para descartar infecciones urinarias, enfermedades vesicales (litiasis, cáncer, etc.), a partir de los 45 años, en caso de contar con antecedentes de cáncer de próstata por parte de familiares directos, o a partir de los 55 años en caso contrario (tacto rectal, PSA).

Si bien algunas condiciones pueden ser más vergonzosas que otras, debemos ser conscientes en el cuidado de nuestro cuerpo y acudir al médico especialista que pueda darnos una solución adecuada a nuestra sintomatología.

Esperamos que este artículo te haya sido de mucha ayuda y que si es así lo compartas en tus redes sociales!!!!