Artrosis: qué es, consejos y tratamientos

¿Necesitas aliviar ese dolor tan molesto que te produce la artrosis? Nuestro objetivo con este artículo es conseguir que aprendas la forma de aliviar y tratar sus síntomas, para mejorar tu calidad de vida.

Qué es la artrosis

Los huesos del esqueleto se unen entre sí por medio de las articulaciones que actúan como bisagras y permiten el movimiento. Las superficies óseas se encuentran revestidas por cartílago (que reduce la fricción), y reforzadas por tendones, músculos y ligamentos.

La artrosis es una enfermedad degenerativa que hace que es articulación se vaya dañando por múltiples factores, con el paso del tiempo, el impacto repetitivo (caminata o correr) produciendo el desgaste del cartílago articular. Es una enfermedad por fricción y desgaste de las articulaciones.

Con el tiempo y el desgaste, van produciendo deformaciones óseas o desviaciones en el eje de las articulaciones afectadas. En general se localiza en las articulaciones de carga, como la cadera y la rodilla, también puede aparecer en manos, el dedo gordo del pie y la columna vertebral, aunque cualquier articulación del cuerpo puede presentarla.

Signos de la enfermedad

Si bien la representación es variable, síntomas más recurrentes encontramos:

  • Dolor: Lo más típico es para decirlo en la articulación involucrada, hacer el primer síntoma, método cuando se carga peso en la misma, no puede ser el caminar.
  • Rigidez: Sucede al levantarse dela cama o luego de periodos de inactividad, situación que mejora con el movimiento después de estar en un tiempo en reposo. Suele sentirse como limitación en la extensión o en la flexión de la articulación.
  • Hinchazón: Inflamación puede causar que la articulación afectada se hinche. Esto se ve por la acumulación de líquido sinovial para evitar la fricción de la misma.
  • Crujido: Puede ser uno de los síntomas, aunque no necesariamente indique artrosis.
  • Deformación: Algunas personas se les llegan a deformar los dedos por la reacción ósea producida por el roce o fricción.

Factores de riesgo

La artrosis tiene un componente hereditario importante, o sea, sí ya directo la padece, se tiene mayor predisposición a tenerla en los mismos lugares.

Sin embargo, a la hora de verificar razones para verse enfermado, pesan más los factores de riesgo adquiridos, como obesidad, sedentarismo y dieta inadecuada, que la herencia. Aunque se asocia a la vejez, los primeros signos de la enfermedad suelen aparecer a partir de los 50 años.

Puede afectar a aceptar a gente más joven si existiera algún factor que predisponga, cómo traumatismos previos, sobrecarga de una articulación o deportes de alta exigencia. La principal enfermedad en el mundo que favorece a la artrosis es la obesidad, ya que produce un desgaste mucho más acelerado en las articulaciones de carga, como la cadera y la rodilla lo importante es sostener un estilo de vida saludable y realizar ejercicios que desarrollen el músculo.

Consejos para evitar la artrosis

Algunas medidas a tener en cuenta:

  • Proteger las articulaciones: Manteniendo un equilibrio entre el ejercicio y el descanso, utilizando el calzado adecuado, evitando el impacto excesivo contra superficie dura.
  • Mejorar los malos hábitos posturales: Ejercicios terapéuticos, elección del colchón, almohada y asiento adecuados.
  • Corregir deformidades: A través de realces, plantillas u otros suplementos especiales.
  • Controlar el sobrepeso: Manteniendo una dieta equilibrada y realizando ejercicio aeróbico.

Tratamientos regenerativos

Suelen indicarse analgésicos y/o antiinflamatorios como primera línea en el tratamiento para el dolor. Sin embargo, tipo de medicamentos solo calma momentáneamente el dolor, sin atacar la causa.

Los antiartrosicos por vía oral se indican para mejorar el estado articular pero la evidencia científica no demostró claramente los beneficios con la utilización de estos medicamentos.

Además, existen varias técnicas para evitar las cirugías en la artrosis conocidas como técnicas regenerativas que hacen que está retroceda, pudiendo llevar al paciente a la curación o a grados menores de afectación.

En el mundo se está utilizando tratamientos que apunten a regenerar el cartílago, fortaleciéndolo, para que recupere calidad (buena calidad de colágeno), así como dar fuerza a la cápsula articular. Se trata de los tratamientos regenerativos, entre los que se incluyen la Proloterapia, plasma rico en plaquetas utilizado dentro de la articulación y las células madres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *