¿Sufres sofocos? ¿Cambios de humor? ¿Desordenes en tu periodo menstrual? Si es así lo más probable es que estés comenzando el proceso de la menopausia.

Un nuevo ciclo de tu vida que puede ir acompañado de síntomas molestos. Pero no te preocupes porque tenemos las medidas para reducir sus efectos.

Síntomas de la menopausia

La menopausia suele comenzar al final de los 40 años y al principio de los 50 años, aunque puede aparecer antes. Los principales son:

  • Cambios en los periodos menstruales.
  • Cambios hormonales.
  • Incomodidad en las relaciones sexuales y disminución del deseo sexual.
  • Aumento de infecciones urinarias.
  • Incontinencia urinaria.
  • Desórdenes del sueño.
  • Cambios drásticos de humor.

Todo el proceso puede durar entre 1 y 3 años. Se considera que tras un año sin menstruación esa etapa se ha cumplido y comienza la posmenopausia.

Algunas muchas mujeres no sufren ningún síntoma, pero se estima que un 85% de ellas si experimentan alguno y la gran mayoría lo experimentan todos o casi todos en mayor o menor medida.

La buena noticia es que también casi todos se pueden controlar.

Cómo controlar los síntomas de la menopausia

Sigue estos consejos para paliar los síntomas y tener una mejor calidad de vida desde el primer momento.

1. Sofocos o golpes de calor

Afectan a más de la mitad de las mujeres y puede durar varios años. A veces ocurren incluso cuando estás dormida y no hay una causa aparente. Si se producen por el día, observa que ha ocurrido justo antes para intentar detectar si hay desencadenantes y evitarlos.

Consejo: Aligerar comidas o bebidas calientes o al tomar picante, ante una situación de estrés o nerviosismo, con el consumo de alcohol o cafeína, etc.

Si aparecen por la noche, procura tener a mano un ventilador y dormir en una habitación fresca, utilizar ropa de cama en tejidos transpirables y beber algo frío cuándo comience el sofoco.

Consejo: Por el día, sobre todo en invierno, vístete con varias capas de ropa, para poder desprenderte de algunas cuando te venga el golpe de calor.

2. Insomnio

Adopta hábitos que favorezcan el sueño mejor que tomar medicamentos, aunque si el problema es persistente consúltalo con el médico porque puede deberse a otros trastornos y no está relacionado necesariamente con la menopausia.

Entre los hábitos que puedes adoptar está evitar la cafeína totalmente o al menos después del mediodía, hacer ejercicio moderado y suave 2 horas antes de acostarte, beber un vaso de leche tibia, evitar los aparatos tecnológicos en el dormitorio…

Consejo: Establece un horario fijo, en la medida de lo posible, para irte a la cama. Para atacarlo con remedios naturales mira aquí.

3. Sequedad vaginal e infecciones

Puede aliviarse con lubricantes o cremas con estrógenos de uso tópico. Cuida tu higiene íntima y usa productos específicos para la zona genital femenina.

Precaución: La atrofia y adelgazamiento del tejido vaginal y la falta de secreciones favorecen el desarrollo de infecciones.

4. Irritabilidad, tristeza…

Son síntomas que hay que tratar. Es importante que duerma suficiente, prácticas ejercicio y tengas una vida social satisfactoria. Si estás sola o tienes problemas afectivos, la menopausia puede agravar la situación.

Consejo: Consulta con tu médico si necesitas antidepresivos o terapia.

5. Pérdidas de memoria

Si tienes falta de concentración o problemas de memoria puedes hacer ejercicios específicos para entrenar tu mente y realizar todo tipo de tareas que precisen destreza mental.

Consejo: Leer es una de los mejores ejercicios mentales a tu alcance.

6. Incontinencia urinaria

Se puede corregir realizando los ejercicios de Kegel, utilizando conos vaginales o con fisioterapia. Consúltalo con tu médico.

Consejo: Lo ideal es que acudas a clases para aprender a realizar los ejercicios de Kegel. Lee también este artículo sobre la vejiga hiperactiva.

¿Qué es la Terapia hormonal sustitutiva?

Sirve para controlar síntomas de sequedad vaginal, depresión y sofocos, pero también tiene efectos adversos, por lo que debes valorar con tu médico si es apropiada para ti y emplear la dosis efectiva más baja.

¿Te ha gustado el artículo? En ese caso no olvides darle a tu red social favorita para que lo vean tus amigos!