El sistema que nos defiende de enfermedades en general debe estar siempre a pleno rendimiento.

Tanto si estás en una vida algo ajetreada como si estás por ejemplo a punto de tener una operación aquí os vamos a dejar unos consejos para que tengáis el cuerpo a prueba de todo.

A veces no es la situación difícil si no el previo

Cuando nos vamos a operar por ejemplo no sólo la intervención propiamente dicha, sino el estrés previo a la entrada al quirófano y las consecuencias de cualquier operación pueden hacer entrar a nuestro organismo en un momento de inmunodeficiencia. cómo evitarlo.

Una de las circunstancias que afecta el estado de nuestro sistema inmune es someternos a una operación.

No sólo la intervención en sí, sino el estrés previo a entrar en quirófano y las consecuencias de la operación pueden hacer entrar a nuestro cuerpo en un momento de inmunodeficiencia.

El sistema inmune no sólo se ve afectado en operaciones importantes, como trasplantes, sino también en otras intervenciones menores, como por ejemplo una rinoplastia.

Es tarea de los médicos alertar a los pacientes sobre la importancia de cuidarse antes y después de someterse a una operación.

Consejos para mantener altas las defensas 

Evitar tabaco, alcohol, cafe√≠na y az√ļcares, debido a que son debilitantes del sistema inmune. Se trata de sustancias inmunodepresoras que pueden comprometer nuestro bienestar, sin motivo.

Comer m√°s frutas. 

Incluir en la dieta alimentos que refuercen el sistema inmunol√≥gico ofreciendo a nuestro cuerpo nutrientes, minerales y vitaminas suficientes. Por ejemplo, podemos poner en nuestra mesa frutas (kiwi, c√≠tricos, mel√≥n, fresas), verduras pimiento, repollo, zanahorias), legumbres, cereales, l√°cteos, h√≠gado y huevos. Debemos intentar ingerirlos al menos un mes antes de la intervenci√≥n.

Cuidado con el estr√©s. 

El estr√©s es un enemigo global y com√ļn que ha durado durante toda la historia del ser humando. Tenemos y debemos mantenerlo bajo control.

Cada persona tiene mayor o menor capacidad para controlar las emociones y situaciones que causan estrés pero en todos los casos hay que tomar conciencia de sus efectos negativos por lo que: hay que evitarlo!

Para ello haz la terapia que mejor te siente (no hay un remedio universa), pero sobre todo: ¬°NO te sientas estresado!

Un poco de deporte. 

Quizás el motivo por el cual tenemos programada una intervención nos impida hacer deporte intenso, pero dar paseos y mantenernos en movimiento redundará de forma positiva en nuestro bienestar.

Descansar. 

Debemos ayudar a nuestro cuerpo a dormir el m√°ximo de horas posible, teniendo un sue√Īo de calidad. El descanso es clave para que nuestro cuerpo se resetee.

Tomar agua. 

Tener siempre a mano una botella de agua nos mantendr√° hidratados, y ayudaremos a nuestro cuerpo a que elimine las toxinas m√°s eficientemente y a que lleve los nutrientes m√°s r√°pido.

Siguiendo estos simples consejos, ayudaremos a que nuestro sistema inmunológico esté siempre fuerte y alerta.

¡Si te ha gustado el artículo por favor no olvides compartirlo haciendo clic en tu icono favorito de la red social que más uses!