Por cuestiones de tiempo, ocupaciones o simplemente porque no gusta hacer deporte, varias personas no realizan actividad física propiamente dicha, ya sea en un gimnasio o al aire libre. Sin embargo, las tareas domésticas pueden resultar una muy buena opción cuando el tiempo es reducido y las responsabilidades de la casa no pueden dejarse a un lado.

Hace años que la Organización Mundial de la Salud (OMS) argumentó que, en comparación con las personas inactivas, aquellas físicamente activas presentan mejor forma física, un menor perfil de riesgo de diversas dolencias y una menor tasa de enfermedades crónicas no transmisibles.

Tareas domésticas con las que perder grasa en casa

Dado que mantener la limpieza del hogar no es tarea sencilla -porque es una labor que implica tiempo y esfuerzo-, realizada con constancia y dedicación puede convertirse en una simple forma de ejercitarse casi sin darse cuenta. En este sentido, varias de las tareas domésticas son consideradas como ejercicios cardiovasculares de mediana intensidad o de fortalecimiento. Por lo tanto, la recomendación es efectuarlas de forma sucesiva para incrementar el ritmo cardíaco y trabajar los principales grupos musculares.

Lavar los platos, cocinar, hacer las compras o cortar el pasto si bien resultan tareas fastidiosas, lo cierto es que son de gran ayuda para adelgazar y tonificar el cuerpo, siempre que se esté en movimiento y se genere la energía necesaria para que ello ocurra.

Casi nunca se repara en los beneficios que las tareas del hogar brindan a la salud dado que se desestima que limpiar implica una gran actividad física porque demanda estar en constante movimiento.

Asimismo, para transformar las tareas de la casa en un ejercicio saludable y de fortalecimiento lo más importante es adoptar la postura correcta en cada una de ellas, sumado a la implementación de una dieta hipocalórica y una buena hidratación. En este sentido, las labores del hogar que ayudan a perder peso o mantenerlo son:

1. Barrer/pasar un trapo al suelo.

Se eliminan aproximadamente 115 calorías por cada media hora; si se hacen ambas tareas, la cantidad se duplica y los brazos se fortalecen. Además, es una actividad que mejorará condición física más aún si se tiene una casa de gran tamaño, con patio y terraza. Por lo tanto, es una de las actividades que más calorías consume porque requiere gran movimiento y desplazamiento.

2. Aspirar el polvo

Si se realiza a conciencia, sin dejar un espacio por aspirar, permite perder 90 calorías por cada media hora. Conviene no emplear el mango o tubo prolongador, sino flexionar las rodillas, en posición de cuclillas, aspirar sin levantar la cadera y desplazarse por todas las habitaciones. Este movimiento trabaja intensamente muslos y glúteos. A su vez pueden efectuarse estocadas con una pierna cada 2 a 3 minutos. Para ello, dar un paso largo hacia adelante con la pierna derecha y bajar el cuerpo hasta que la rodilla izquierda forme un ángulo de 90º; mantener esa posición de 3 a 10 segundos y luego regresar hacia atrás. Repetir con la otra pierna.

3. Limpiar el baño/cocina

Fregar la bañadera durante unos 15 minutos insume un gasto de unas 100 calorías, incluso limpiar los azulejos es un movimiento ideal para tonificar brazos y hombros. Esta actividad ayuda a mantener activo el metabolismo dado que a la tensión y el movimiento que se generan en los brazos al momento de frotar sobre los azulejos se suman las veces que se sube y baja de las escaleras para llegar a las partes más altas de la pared. Por ende, beneficia la quema de calorías y un buen tono muscular. Los mismos resultados se obtienen al limpiar los muebles y azulejos de la cocina.

4. Lustrar los muebles

Mover los brazos de forma enérgica -primero para sacar el polvo y luego para lustrar- es una actividad que demanda unas 170 calorías por cada hora de trabajo.

5. Planchar

Con sólo media hora de planchado se gastan unas 76 calorías. Podrás adelgazar mientras dejas tu ropa lo más lisa y presentable posible.

6. Limpiar las ventanas

Si bien es una actividad que no se realiza diariamente cuando se hace permite gastar hasta 100 calorías y los brazos resultarán los más favorecidos ya que naturalmente se tonificarán.

7. Encerar el piso

Es una actividad que implica un constante y firme movimiento de brazos. Hay que tener cuidado de evitar una mala postura de la espalda y cambiar de mano cada cinco minutos. Implica un gasto de unas 130 calorías por hora.

8. Jardinería

Genera un gasto de hasta 250 calorías por hora, incluso es una actividad que se realiza al aire libre con lo cual el cuerpo produce vitamina D. Asimismo pasar la cortadora de pasto demanda un gasto de 160 calorías. Incluso barrer las hojas de los árboles que se caen en otoño en un patio o la vereda supone un gasto de 263 calorías cada hora.

9. Cocinar

Los amantes de la cocina, que no picoteen, podrán perder peso al realizar esta actividad que demanda unas 150 calorías.

10. Lavar los platos

Hacerlo supone quemar unas 60 calorías en 20 minutos. Incluso se aconseja mantener las piernas con una separación del tamaño de la cadera, pararse sobre los dedos de los pies de 3 a 10 segundos y luego bajar despacio. Repetir 10 veces y realizar de dos a tres secuencias con un descanso de 1 minuto cada una.

11. Ordenar la ropa

Parece una actividad simple, pero implica usar todos los músculos para cumplirla con un gasto estimado de 190 calorías por hora.

12. Hacer las compras

Resulta una excelente doble actividad: mientras se efectúa un trabajo cardiovascular con la caminata hasta el supermercado o almacén, a la vez implica un ejercicio de fuerza al cargar las bolsas.

13. Limpiar el coche

Lavar, encerar y enjuagar el vehículo implica un gasto aproximado de 130 calorías dado que los movimientos de mojar, restregar y enjuagar ejercitan los músculos de los brazos, espalda y piernas. En vez de agacharse, conviene ubicarse en cuclillas cada vez que se moje la esponja en el balde con agua.

14. Hacer la cama

Cambiar las sábanas de cuatro camas ayuda a quemar unas 70 calorías en sólo 15 minutos.

15. Pintar

Es cierto que no se pinta una casa todos los días, pero cuando se hace, además de renovarla, es una excelente forma de bajar de peso dado que se queman unas 290 calorías por cada hora.

Esperamos que este artículo te haya gustado y que lo compartas en tus redes sociales!!